El Comienzo de este Relato...


Hace nueve años, iniciamos la exploración y el conocimiento de las plantas medicinales. Hemos vivido desde entonces, una práctica familiar y una búsqueda constante para curar con nuestra Tierra. Desde el uso de herbolaria mexicana tradicional, la magia de las plantas nativas y los relatos que las rodean, hasta la deslumbrante poder de los aceites esenciales, hemos descubierto un mejor camino: el de la Naturaleza. Todo lo que se encuentra en ella, es un regalo para nosotros como especie… Esta Tierra, es un jardín medicinal capaz de curar nuestro cuerpo y nuestra alma. Si estás aquí hoy, quédate y acompáñanos en este viaje, el retorno al Origen, a lo real, a Nuestra Tierra.

Hace tres años, decidimos crear Relato Nativo, un proyecto que embotella y enfrasca la magia botánica de la Madre Tierra. Creado y producido a mano en las montañas de Oaxaca en la sierra Sur, desde nuestro rancho sembramos y cosechamos con consciencia y recolectamos lo silvestre de nuestros bosques.

Así comenzó todo, creando las fórmulas y los productos que conformarían nuestras tres colecciones:

 

 

THE BEGINNING OF THIS STORY...

Nine years ago, we started the exploration and knowledge of medicinal plants. We have lived since then, a family practice and a constant search to heal with our Earth. From the use of traditional Mexican herbalism, the magic of native plants and the stories that surround them, to the dazzling power of essential oils, we have discovered a better path: the one of Nature. Everything in her is a gift for us as a species ... This Earth is a medicinal garden capable of healing our body and our soul. If you are here today, stay and join us on this journey, the return to the origin, to the real, to Our Earth.

 

Three years ago, we decided to create Native Story (Relato Nativo), a project that bottles and jars the botanical magic of Mother Earth. Created and handcrafted in the mountains of Oaxaca in the Southern Sierra, from our ranch we sow and harvest with consciousness and collect the wilderness of our forests.

 

That's how it all began, creating the formulas and the goods that would conform our three collections: